Mantenimiento y Limpieza

Home / Informaciones Útiles / Mantenimiento y Limpieza

Limpieza Rojo Natural 15×15 y 30×30

Si durante el colocado, no se realizó una correcta limpieza y quedaron manchas blancuzcas de cemento en la superficie de la cerámica roja natural. En este caso, lo indicado seria esperar como mínimo 5 días para que las sales de la mezcla salgan por completo a la superficie y luego proceder a la limpieza, para ello recomendamos mezclar 1 litro de ácido nítrico con 3 litros de agua y luego bañar la superficie con este preparado, esta solución cubre aproximadamente 20 m2 (utilizar guantes y botas). Dejar actuar la mezcla por un tiempo de 30 minutos y luego enjuagar con abundante agua y trapear. Se puede repetir este procedimiento con intervalos de 3 días hasta que desaparezcan totalmente las manchas blancuzcas. Una vez quede la superficie limpia se puede aplicar cera incolora.

No se recomienda el uso de ocre, cera con color, ni diésel, estos productos manchan la cerámica.

Limpieza cerámica esmaltada

La cerámica esmaltada no requiere de grandes cuidados, pues su superficie está cubierta de esmalte, la limpieza normal se realiza con aspiradora, escoba y trapo húmedo con cualquier detergente aromático para piso.

Nunca usar ácidos de uso industrial. En caso de presentar manchas difíciles de remover, se aconseja productos de origen orgánico como el vinagre, para evitar el desgaste y la eliminación del brillo.

Recomendaciones de mantenimiento

Evitar raspaduras: Mantener el piso limpio de arena y evitar arrastrar objetos que lo rayen; en caso de haber tráfico pesado en ciertas zonas, usar alfombras y/o gomas para proteger el piso.

Proteger los ingresos: Se recomienda usar tapetes en el ingreso a los ambientes internos, estos previenen el roce con materiales abrasivos como ser: arena y tierra.

Proteger contra la fricción: Se aconseja poner protectores de goma o felpa a todo el mobiliario metálico (sobre todo sillas) pues la continua fricción puede dañar la superficie de cualquier revestimiento.

Uso en exteriores: El sol, la luminosidad, así como las inclemencias del tiempo no afectan a la cerámica esmaltada, desde que la superficie se mantenga limpia.